La compañía australiana Arrow Energy confirmó haber recibido una propuesta no vinculante de compra valorada en unos 3.300 millones de dólares australianos (2.200 millones de euros) por parte de una sociedad participada por Royal Dutch Shell y PetroChina. En concreto, las dos compañías pagarían 4,45 dólares australianos en efectivo (2,97 euros) por acción, lo que supone una prima del 28% respecto al precio de cierre de las acciones de Arrow el pasado viernes, así como una participación en una nueva sociedad formada por los activos internacionales de la compañía australiana, que será sacada a Bolsa próximamente.