El segundo mayor prestamista del Reino Unido podría emitir acciones nuevas por valor de 12.000 millones de libras (14.960 millones de euros) para levantar el capital reducido por las provisiones. El plan prevé emitir 11 nuevas acciones por cada 18 existentes a 200 peniques por acción, según ha comunicado el banco con base en Edimburgo hoy al regulador británico. Royal Bank of Scotland se ha anotado unas minusvalías de 5.900 millones de libras según ha reconocido hoy también.