La farmaceútica española Rovi y la estadounidenseNovavax ponen fin a las negociaciones para el desarrollo de vacunas contra la gripe estacional pandémica, que pasaban por establecer una planta de fabricación en Granada.