El holding de servicios financiaros ha informado a la CNMV de que su beneficio neto entre enero y septiembre fue de 10,4 millones de euros, un 116,7% más. Para calcular esta cifra no se tienen en cuenta el extraodinario que supuso la venta de acciones de BME en su opv de julio de 2006. En tanto, los ingresos crecieron un 47,7% y se colocaron en 52,6 millones "subiendo el margen financiero un 177% y las comisiones percibidas un 45%".