La economía de Reino Unido volverá a crecer en 2010, cuando se espera que la actividad económica se expanda a una tasa anual del 0,7%, frente a una contracción del 3,9% para el conjunto del presente ejercicio, según un estudio elaborado por la Confederación de la Industria Británica (CBI), que apunta que lo peor de la recesión ya ha pasado. En concreto, el informe augura que las políticas de bajos tipos de interés y de alivio cuantitativo ('quantitative easing') permitirán una estabilización gradual de la economía británica, pese a lo cual aún registrará un descenso del 0,1% en el tercer trimestre para estancarse en el último trimestre, mientras que en los tres primeros meses de 2010 la economía crecerá una décima, para acelerar su expansión al 0,3% en el segundo trimestre.