Nuevos datos oficiales confirmaron el miércoles que lo peor de la recesión podría haber pasado ya en el Reino Unido, después de conocerse que mayo registró la menor subida en el número de solicitudes de subsidio por desempleo de los últimos 10 meses y que los datos de abril han sido revisados a la baja. La oficina nacional de estadística informó de que las peticiones de subsidio por desempleo aumentaron en 39.300 en mayo, frente a las 49,600 de abril. En febrero las solicitudes de subsidio por desempleo se elevaron en 136.000. Los economistas habían previsto una subida de 65.000 en mayo. Las peticiones de subsidio por desempleo llevan subiendo desde hace 15 meses y ha elevado el número de personas que han pedido subsidio a su nivel más alto desde julio de 1997.