Los ministros británicos anunciarán la próxima semana medidas enérgicas para los grandes bancos, ejerciendo presión sobre ellos para que se reorganicen o tengan que enfrentarse a una batería de normas de capital y liquidez mucho más severas, informó el miércoles el diario The Times sin citar fuentes. Esto podría incrementar el coste del capital de los bancos u obligarles a aceptar peores términos en sus transacciones, por lo que se anima a las grandes entidades a reestructurarse para que los contribuyentes no paguen el pato si se fracasan sus divisiones de banca de inversión de alto riesgo, señaló The Times.