El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha asegurado este jueves que la UE no permitirá "la quiebra incontrolada o la salida de Grecia de la eurozona"

Olli Rehn ha sugerido que el Gobierno de Atenas todavía no ha adoptado todos los ajustes exigidos a cambio de su rescate.  El comisario de Asuntos Económicos ha enfatizado que la "condición" para que se beneficie del rescate europeo es "que Grecia aplique todas las medidas correctivas exigidas sin ningún tipo de vacilación". "En las últimas dos semanas Grecia ha recorrido un largo camino para cumplir estas demandas, pero todavía no ha llegado del todo", ha agregado.

"La UE no va a abandonar a Grecia. Una quiebra incontrolada o la salida de Grecia de la eurozona causarían un enorme daño económico y social, no sólo a Grecia sino a la UE en su conjunto, y tendría efectos secundarios graves para la economía mundial. No permitiremos que ocurra", ha dicho Rehn.

Rehn ha vuelto a reclamar a todos los Estados miembros que ratifiquen cuanto antes el acuerdo para reforzar el fondo de rescate de 440.000 millones de euros. Los nuevos poderes para intervenir en los mercados secundarios y proporcionar líneas de crédito preventivas "serán claves para contener el contagio", ha sostenido.