La policía francesa registró hoy las sedes parisienses del banco Natixis y las de sus dos principales accionistas, Banque Populaire y Caisses d'Epargne, en el marco de una investigación sobre difusión de información financiera falsa, informaron fuentes judiciales. Las pesquisas se produjeron después de la denuncia interpuesta por una asociación de pequeños accionistas tras la salida a Bolsa de la filial de los dos bancos a finales de 2006. La Fiscalía de París abrió una investigación a mediados de marzo sobre esa denuncia, al igual que la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF), precisaron las fuentes. La denuncia de los pequeños accionistas se refiere a presuntos delitos de "difusión de informaciones engañosas, presentación de cuentas inexactas y reparto de dividendos ficticios y presentación de falsos balances". Las acciones de Natixis salieron a Bolsa a 19,55 euros y en su última cotización valían 1,42 euros.