Los analistas de Bankinter consideran que “el mercado rebotará porque todo sigue encajando”, tras la aprobación de la reforma fiscal en EEUU, mientras que el Banco de Japón ha mantenido su política monetaria. En el plano más doméstico, el foco de atención son las elecciones en Cataluña.

El mercado rebotará porque todo sigue encajando. Se ha aprobado la reforma fiscal americana. El Banco de Japón mantuvo inalterada esta madrugada su política monetaria para seguir impulsando la economía. Parece que convencen los renovados objetivos del Gobierno Chino: reformas, política monetaria neutral y control del riesgo financiero. El optimismo de Asia se trasladará a la apertura europea.

Hoy tenemos 3 referencias macro: última revisión del PIB 3T’17 (+3,3%) e Indicador Adelantado (+0,4% esperado) en EE.UU., mientras que Confianza del Consumidor en Europa (+0,2 esperado vs +0,1).

En el plano más doméstico, el foco de atención será las elecciones en Cataluña. El resultado no se conocerá hasta mañana y hoy se impondrá la cautela por la incertidumbre. Eso forzará que el Ibex lo haga peor que el resto de bolsas europeas. En definitiva, buen tono en el mercado para cerrar el año y poner la mirada en 2018.

Ayer: “La reforma fiscal sale adelante. Ya estaba descontada.Sosiego en el mercado.”

Las bolsas se tomaron un descanso a la espera de la confirmación de la reforma fiscal, que ya estaba descontada. Los principales índices cerraron con ligeros retrocesos en EEUU (S&P500 -0,08% y Dow -0,1%) y algo más pronunciados en Europa (ES50 -0,8%, Ibex35 -0,3% y Dax -1,1).

La TIR del T-Note descendió -1,2 p.b. (hasta 2,48%) y, entre los europeos, los ganadores fueron los portugueses (TIR -3,8 p.b., hasta 1,76%) seguidos de los españoles (TIR -1,5 p.b., hasta 1,45%). Mientras que en los bonos core predominaron las ventas (Bund +2,7 p.b. hasta 0,40%).

El BCE deja de comprar durante las 2 últimas semanas de diciembre y eso eleva las TIR de aquellos bonos que más compra (25% alemanes, 20% franceses, 17% italianos, 12% españoles…). El crudo rebotó +1,2% (WTI 58$ y Brent 64,5$) por dos motivos:

- Aumento de las previsiones de la OPEP de la demanda en 2018 (+1,51M brr/día).

- El nivel de cumplimiento del acuerdo producción de la OPEP y otros productores se situó en 122% en noviembre (el nivel más alto desde que comenzó).