La situación entre Telefónica SA y Portugal Telecom SGPS respecto a Vivo, el operador de móviles brasileño que controlan conjuntamente, es improbable que cambie antes de fin de año, según ha afirmado el director financiero de la española, Santiago Fernández Valbuena. Durante la 7ª conferencia Morgan Stanley Telecos y Medios, Fernández Valbuena dijo: 'La situación en Vivo impide que ocurran cosas en el plano corporativo. Es improbable que haya acuerdos antes de fin de año'. Además apuntó que la compañía está atada de manos en esta situación, con un camino que no está 'claro' hacia el control total de la operadora.