La compañía española de seguridad Prosegur paga hoy un dividendo de 0,16 euros por acción. Una vez descontada la retención del 18% que Hacienda aplica a este tipo de retribución, los accionistas de Prosegur percibirán un dividendo neto de 0,13 euros por título. El pago de este dividendo le supondrá a la compañía el desembolso de 40 millones de euros.