El Parlamento de Portugal ha aprobado hoy los presupuestos de 2011 del Gobierno socialista, que contienen un drástico programa anticrisis, gracias a la abstención de la oposición conservadora.

El Parlamento portugués ha aprobado hoy los presupuestos de 2011 del Gobierno socialista, que contienen un drástico programa anticrisis, gracias a la abstención de la oposición conservadora.

El Partido Socialista (PS) fue el único que votó a favor de los presupuestos, rechazados por las fuerzas de la izquierda marxista y los demócrata cristianos y aprobados con la abstención del Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha), que obtuvo previamente varias concesiones.