Los contratos a futuro sobre el petróleo se dispararon hoy después que el Departamento de Energía informara de una enorme, y casi totalmente inesperada, caída de los inventarios de crudo de Estados Unidos.
El contrato sobre el crudo dulce ligero para entrega en septiembre se cotizaba a 1,33 dólares, un alza del 1,9%, a 70,52 dólares por barril en la New York Mercantile. El contrato a septiembre expira el jueves y la actividad se concentra ahora en los contratos a octubre, que subían 1,02dólares, o un 1,4%, a 72,11dólares por barril. El contrato sobre el crudo Brent en la ICE ascendía 93 centavos a 73,30 dólares por barril