Antes de entrar en los detalles de las perspectivas 2011, es importante recordar que la recesión que hemos experimentado recientemente se debe a un problema de sobre endeudamiento y que la acumulación de deuda durante décadas sigue pesando seriamente sobre las perspectivas de crecimiento.

Nuestro escenario para 2011 integra bien el potencial importante de crecimiento mundial, especialmente relacionado con la dinámica de la economía de los países emergentes, pero por otro lado no podemos ignorar los hechos mucho menos alentadores:
  • Potencial de bajada de los tipos a corto plazo se ha agotado
  • Los tipos a largo plazo presentan una amenaza al alza (prima de riesgo de los países desarrollados) y la inflación en los países emergentes
  • El margen de maniobra sobre los déficit presupuestarios se ha agotado
  • La cooperación internacional se ve amenazada por la creciente inestabilidad del mercado cambiario
El año 2011 va a estar en manos de los bancos centrales, pero que es probable que veamos situaciones inéditas (los métodos habituales ya no funcionan).

MACROECONOMIA:

Recordamos la dicotomía entre el fuerte crecimiento de los países emergentes, importante en Estados Unidos y más modesto en Europa.

En lo que respecta al crecimiento europeo, nuestras expectativas son menores que las del consenso por las siguientes razones:

1. Los planes de austeridad implementados por varios países crecerán fuertemente, y más aún con la presión fiscal y una tendencia continuada del dólar
2. Una menor cooperación internacional con la explosión de las primas de riesgo que es perjudicial para el crecimiento

País por país persisten grandes disparidades:

Alemania: Dinámica de las exportaciones que se combina con el acceso a financiación competitiva
Para otros países: los stocks de deudas elevadas con altas primas de riesgo y por lo tanto los tipos reales muy altos que penalizan el crecimiento.

El crecimiento de EE.UU. también se espera menor que el consenso porque esperamos que las existencias de componentes disminuyan.

INFLACION:

Las presiones son fundamentalmente deflacionistas:
  1. Persiste el exceso de capacidad
  2. Altas tasas de desempleo
  3. Crecimiento contenid
  4. El aumento de la vigilancia de los bancos centrales de los países emergentes en la inflación agrícola y energética, que es un componente importante de la inflación general. (la solución China podría ser la de revaluar significativamente su moneda)
A largo plazo, la inflación se ve impulsada por la tendencia al alza del IVA, precios de las materias primas en aumento, debilitando continuo del dólar.

CONCLUSION:
  1. Crisis de sobre endeudamiento.
  2. Utilización de apalancamientos tradicionales (política fiscal y monetaria) no son suficientes.
  3. El crecimiento sigue siendo débil como para frenar el desempleo masivo con la misma facilidad que para pagar la deud
ð Otros recursos (política cuantitativa, el control de los tipos de cambio, reestructuración de la deuda ...) se activarán.


ð Las dificultades radican en el hecho de convencer, sino la aversión al riesgo seguirá aumentando y hará el futuro incierto.


Es cierto que en 2011 nos vamos a mover en un entorno de tipos bajos, fuerte liquidez, relativa buena salud de las empresas y búsqueda de rentabilidades. Por ello, la renta variable y la renta fija corporativa, siendo prudentes en la selección, son dos activos por los que apostamos.

Dentro del crédito, más crédito de entidades corporativas que de financieras ya que éstas últimas tienen más exposición al riesgo soberano y estarán sometidas a muchos cambios regulatorios.