La crisis que sacude los mercados derivada del pinchazo de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos y las dificultades por las que atraviesa el negocio hipotecario está teniendo una notable repercusión en el empleo dentro del sector financiero del país que hasta el día de hoy contabiliza el anuncio de 91.362 despidos, según un estudio publicado por la consultora Challenger, Gray & Christmas. No creemos que lo peor haya pasado, seguramente los recortes de empleo proseguirán con fuerza en el sector financiero durante varios meses, así como la caída del mercado inmobiliario, indicó a Europa Press un portavoz de la consultora.