La compañía italiana Parmalat ha alcanzado un acuerdo legal para resolver una demanda colectiva que se encontraba en curso contra la compañía en un Tribunal de Manhattan y que estaba presionando sus acciones. Bajo los términos del acuerdo legal, Parmalat emitirá a los miembros de la demanda colectiva 10,5 millones de acciones existentes como compensación y se hará cargo de los costes -que ascienden a EUR1 millones- de notificarles el acuerdo, a cambio de retirar la demanda colectiva. Los miembros de la demanda colectiva son accionistas de Parmalat y otros inversores que aseguran se vieron afectados por la declaración de bancarrota de Parmalat. Basándose en los precios actuales de la acción, la emisión de acciones costará a Parmalat cerca de 23,8 millones de dólares, una cantidad inferior a la demanda original de 8.000 millones.