La guerra por captar fondos por parte de los bancos ha encontrado un nuevo y sorpresivo filón, los pagarés. Hasta 35.000 millones de euros buscan captar las principales entidades este último trimestre, principalmente el Grupo Santander y Banesto, y que con la tasa de ahorro en caída libre, se desplazará de otros productos de inversión y ahorro.
Las preguntas que generan esta emisión masiva son muchas ¿Qué ventajas y riesgo tiene? ¿Por qué tanto dinero?
La segunda respuesta es la más sencilla, los bancos necesitan captar recursos y los mercados no son ahora muy “amigos” de grandes operaciones, por ello, al igual que por cierto hacen algunas autonomías con los “bonos patrióticos” se vuelve a poner la vista en el ciudadano. Pero en este segmento, las entidades se enfrentan desde el mes de julio a un problema, la “Ley Salgado” que penaliza los depósitos de alta remuneración.

En este contexto, los departamentos de tesorería han visto un aparente filón en los págares, con ventajas fiscales para empresas por serr productos emitidos al descuento, pero también con sus inconvenientes.

Oferta variada

Los pagarés son títulos emitidos al descuento a un plazo determinado, es decir, el cliente desembolsa en la contratación una cantidad inferior a la que recibe al vencimiento. La diferencia entre el efectivo y el nominal es el interés que percibe.

Pero con un riesgo importante, ya que como indican los folletos de las emisiones más importantes (Santander, Banesto, BBVA…) se ofrece como inversión con liquidez muy limitada ya que, en caso de reembolso antes de vencimiento, el precio puede fluctuar y por tanto, también la rentabilidad con lo cual no es posible asegurar que vaya a producirse una negociación activa en el mercado secundario y conseguir venderlos aún asumiendo minusvalías.
Actualmente, la oferta es bastante similar. Banco Santander uno de los que empezarón con una oferta más agresiva en oficinas para cubrir 5.000 millones de euros ampliables a 7.500 millones, ofrece distintas rentabilidades a diferentes plazos, a 3 mese un: 3% TAE, 6 meses: 3,20% TAE, 12 meses un 3,60% TAE y a 18 meses un 3,75%.
Banesto busca captar 4.500 millones pero sólo a largo plazo, ofreciendo igual que el Santander un 3,60% a 12 meses y algo menos, un 3,70% a año y medio. La gran diferencia está que mientras el Santander la inversión mínima es de 5.000 euros en Banesto lo es de 50.000.

Muy similar al Santander es también la oferta del BBVA, que cubre desde los 3 meses al 3,15% a los 18 meses al 3,70% con un mímimo de inversión de 6.000 euros.
La única gran diferencia que tienen estás emisiones con la de Bankia, la última en aparecer en la “fiesta de los pagarés” es que el recien constituido Banco es que ofrece pagarés desde un més de vencimiento al 3% y a 12 meses supera al resto, con un 3,70% de interés.