El fundador y presidente de Inditex, Amancio Ortega, apostó por invertir en Telefónica durante el segundo trimestre del año, y entró en el capital de la operadora a través de su sociedad de inversión colectiva (sicav) Keblar, mientras que la empresaria Alicia Koplowitz abandonó el accionariado de la compañía, donde tenía comprometidos 9,09 millones y de Repsol. En concreto, al cierre de junio, Ortega tenía invertidos en Telefónica 2,5 millones de euros, importe equivalente a alrededor del 0,003% de la operadora que preside César Alierta, según el precio de mercado de la empresa al cierre del primer semestre.