Miguel Ángel Fernández Ordóñez se mostró cautelosamente optimista el lunes e indicó que el declive económico mundial está mejorando gracias al efecto de los estímulos fiscales y monetarios. "Hay cierta cantidad de buenas noticias en el mundo, especialmente en los indicadores. Vemos ciertas mejoras en muchos mercados financieros", indicó. "Hay indicios de que lo peor (del declive económico) se produjo en el primer trimestre", indicó a los periodistas en un aparte de una reunión de banqueros en el Banco de Pagos Internacionales. Los banqueros centrales deberían ser "muy cautos" con sus proyecciones económicas. Con respecto a la proyección de los precios de consumo, Ordóñez señaló que "no hay grandes riesgos de deflación" o de caídas sostenidas en los precios de consumo en la eurozona. Ordóñez es miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo y gobernador del Banco de España.