El consejero delegado de Opel/Vauxhall, Nick Reilly, dijo hoy que la compañía reducirá la capacidad de producción un 20 por ciento en Europa, para lo que recortará 8.300 empleos.