El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó que "no acepto un futuro de desempleo en este país", al hablar sobre las cifras de paro dadas a conocer hoy, que lo sitúan en febrero en el 8,1%. En declaraciones desde Columbus (Ohio), donde participa en un acto de graduación de nuevos policías, el presidente estadounidense defendió el plan de estímulo económico promulgado el mes pasado y aseguró que ya comienza a funcionar y contribuirá a sacar al país de la crisis.