Barack Obama, presidente de EEUU, sigue comprometido a lograr una reforma de los impuestos corporativos internacionales para poner fin a "injustos vacíos legales', según señaló un portavoz de la Casa Blanca. El comentario respondió a un artículo del 'Wall Street Journal' que indicó que el Gobierno de Obama había archivado un plan para recaudar más de 200.000 millones de dólares en nuevos impuestos a compañías multinacionales por reclamos de estas empresas.