El Gobierno aprobó el viernes un fondo de 20.000 millones para apoyar industrias sostenibles dentro de un paquete de medidas diseñadas para reducir la dependencia del país a la construcción. "Gran parte de nuestra economía se ha basado en un modelo no sostenible de construcción residencial", dijo la ministra de Economía Elena Salgado a los periodistas tras la reunión semanal del Consejo de Ministros. El Gobierno pretende que los bancos españoles aporten la mitad de los 20.000 millones destinados a transportes, energías renovables, tratamiento de residuos y otros proyectos.