El próximo viernes Nueva Rumasa y Royal Bank of Scotland (RBS) se enfrentarán en el Juzgado de Primera Instancia número 67 por la petición de embargo sobre determinados bienes de Clesa.

RBS formuló la petición de embargo de Clesa a Nueva Rumasa por una deuda impagada de 36,3 millones de euros.

Entre los bienes susceptibles de embargo se encuentran casi una treintena de fincas rústicas situadas en Alicante y en Lerma (Burgos), la mitad de ellas gravadas con anotaciones de embargo preventivos a favor de la Seguridad Social.