La administración concursal de Clesa, propietaria de la marca Royne, ha firmado con los representantes sindicales un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción de los 293 trabajadores de la firma de helados, lo que supondrá el cierre de la fábrica de Leganés (Madrid), informaron a Europa Press en fuentes del comité de empresa.

El expediente, que afecta tanto a los empleados de fábrica como a los de las delegaciones comerciales en toda España, deberá ser aprobado por el juez y se firma una vez expirado el plazo otorgado por los administradores concursales sin que se hayan planteado ofertas de compra en firme por esta unidad productiva.

Las condiciones acordadas en el expediente equivalen a las que contempla el ERE aplicado para los 361 empleados de la planta de Clesa en Madrid, con una indemnización de 20 días por año trabajado y un tope máximo de una anualidad. Según las mismas fuentes, también se firmará un expediente similar en la sociedad Bascones del Agua, en Burgos, dedicada a la ganadería.