La deuda de la compañía de Ruiz Mateos supera los 30 millones de euros
Nueva Rumasa atraviesa un proceso de renegociación del crédito hipotecario con RBS, después la demanda por impago que presentó la entidad y en la que una de las condiciones fue el embargo preventivo del grupo de alimentación Clesa.
 
Según la compañía, el proceso de embargo se encuentra “suspendido” ante la opisición de Clesa por estar en “desacuerdo con las pretensiones de la demandante”. El montante a deber asciende a 30 millones de euros