El fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna y el banco ruso Sberbank confirmaron hoy la presentación de una nueva oferta conjunta para tomar una participación del 55% en Opel/Vauxhall, que contempla una inversión de 500 millones de euros.
La nueva oferta modifica los términos de la anterior, de forma que Magna y Sberbank prevén hacerse cada uno con un 27,5% de Opel, lo que permitiría a General Motors mantenerse como primer accionista con el 35% del capital, y los empleados ostentarían el 10% restante.