Nozar perdió cerca de 190 millones de euros en 2008 como consecuencia de las provisiones ocasionadas por la depreciación de los valores donde participa, que ascendieron a cerca de 180 millones de euros, según puso de manifiesto el director financiero de la inmobiliaria, Pedro Ruiz-Labourdette. Durante la segunda sesión de la vista que se celebra en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid para decidir si Nozar es o no insolvente, Ruiz-Labourdette explicó que los resultados de Nozar se vieron muy perjudicados por esas provisiones y por otra serie de partidas. De hecho, señaló que Nozar registró el año pasado un beneficio de explotación de 108 millones de euros por las actividades propias de la compañía. En cualquier caso, Nozar suma dos años consecutivos en negativo, ya que en 2007 cerró con unas pérdidas de 69,67 millones de euros, frente a los 111,81 millones de euros de beneficios del ejercicio anterior.