El banco británico Northern Rock recibirá entre seis y ocho ofertas de compra este viernes, el mismo día que la entidad ha establecido como fecha límite para la presentación de propuestas indicativas, según la prensa británica. Las firmas de capital riesgo estadounidenses JC Flowers y Cerberus, además de un consorcio liderado por el grupo Virgin son algunas de las empresas que podrían lanzar una oferta por el banco al completo. Otro compañía de capital riesgo, Olivant, del último consejero delegado del banco británico Abbey antes de la compra del Santander, Luqman Arnold, planteará la creación de un equipo que mantenga al Northern Rock en su forma actual, según el diario Financial Times.
El Northern Rock, en crisis desde que el Banco de Inglaterra le abrió un crédito de emergencia ilimitado en septiembre por sus problemas de liquidez, podría explicar hoy en qué situación se encuentra pero no dará detalles de las propuestas, informaron a Efe fuentes de la entidad. Esas mismas fuentes añaden que si reciben ofertas en los próximos días podrían tenerse en cuenta. Existen tres posibilidades Según un memorándum confidencial del Northern Rock enviado a los posibles interesados, existen tres posibles modalidades de compra, entre las que se encuentran la adquisición completa, la de los inmuebles y otros activos con o sin depósitos y la de los inmuebles más las hipotecas titulizadas. De acuerdo con ese documento, el Northern Rock tendrá una deuda acumulada de 6.000 millones de libras con el Banco de Inglaterra en el 2010, año en que, según los cálculos de los asesores, obtendría unos beneficios de unos 500 millones de libras (710 millones de euros), superiores a los registrados en el 2006. Los asesores de Northern Rock para su venta, Blackstone, Citigroup y Merrill Lynch, son conscientes de la sensibilidad política por la venta a una entidad de capital riesgo, pero el ministro británico de Economía, Alistair Darling, dirá la próxima semana que no hay prejuicios contra ellas, según Financial Times. El Gobierno quiere salvar, con la menor intervención posible, al Northern Rock antes del próximo febrero, pero espera tener resuelto el futuro de la entidad muchos antes, comenta por su parte el The Daily Telegraph.