Este jueves los accionistas vuelven a desinflarse de ánimo. Tras el bajón que provocó en ellos las actas de la Fed publicadas ayer por la tarde, los datos macroeconómicos del día no han hecho más que empeorar las cosas. Ni os resultados de JP Morgan han sido capaces de repartir confianza. Así pues, el Dow Jones cede un 0,34% hasta los 10.331 puntos, el Nasdaq un 0,29% y el S&P 500 un 0,25%. En el mercado de divisas el euro cotiza a 1,28 dólares y, en el mercado de materias primas, el barril de petróleo se compra a 76,86 dólares.
El parqué estadounidense se desinfla, y eso que las cuentas del segundo trimestre de JP Morgan han dado la campanada. La financiera registró una ganancia de 4.800 millones de dólares entre abril y junio, un 76% más que un año antes, gracias, en parte, a una reducción en las reservas por pérdidas de préstamos. JP Morgan sube un 0,15% hoy en el NYSE.

También fueron positivos los resultados de Marriott. La cadena hotelera ganó 119 millones de dólares en el segundo trimestre, triplicando así sus ganancias del 2009 anterior y superando las expectativas que se marcaban para este año. Marriott cede en el parqué un 0,81%.

De momento, las principales empresas que han desfilado por la pasarela de resultados están superando las expectativas, algo positivo para la renta variable pues, según José Manzanares, director de Productosymercados.com, “si la campaña de resultados sigue siendo muy positiva, el mercado podría romper, pese a que el volumen es muy bajo y los datos macro no sean buenos”.

Hoy también podríamos asistir al anuncio por parte de Google y Omnicom de su alianza para sacar anuncios en línea. Se espera que Omnicom invierta cientos de millones de dólares en la compra de anuncios para sus clientes a través de Google durante los próximos dos años. A la espera de que esta noticia se confirme, el gigante de los buscadores cede un 0,34% y Omnicom sube un 0,34%.

En el apartado macro…

Las noticias no son tan buenas. Comenzando por el jarro de agua fría que supuso la publicación de las actas de la Fed ayer, en las cuales se avisaba de una ralentización del crecimiento de EE.UU. y un mercado laboral débil. Este organismo espera un crecimiento del PIB anual entre el 3% y 3,5% (entre 3,2% y el 3,7% fue su proyección anterior), y un aumento del desempleo entre el 9,2% y 9,5% para este 2001 (entre el 9,1% y 9,5% fue su proyección anterior).

Para muestra, un botón. La actividad manufacturera en el distrito de la Fed de Nueva York mejoró en julio, aunque a un ritmo mucho menor que en junio o mayo. Subió hasta el 5,08 puntos, frente a los 19,57 de un mes antes.

En el mercado laboral se toman un respiro o, al mejor dicho, la respiración se entrecorta, ya que los datos de solicitudes semanales de beneficios por desempleo descendieron en 29.000, más de lo esperado, pero también es normal dada la estación estival en la cual el empleo temporal se promueve.