Naturgas Energía obtuvo el año pasado un beneficio neto de 130,8 millones de euros, un 30,5% más que en el ejercicio anterior, según han informado hoy en Bilbao el presidente de la compañía, Manuel Menéndez y su director general, Fernando Bergasa. Ambos han destacado, en rueda de prensa, la importancia del resultado, obtenido en un marco de "creciente inestabilidad". El resultado lo han atribuido al crecimiento del negocio de distribución y transporte, "basado en una ambiciosa política de inversiones", así como en la captación de un importante número de clientes industriales, gran parte de ellos fuera del País Vasco y Asturias, sus principales mercados. También han achacado el resultado a las sinergias alcanzadas dentro del grupo EDP, así como a la "reorganización" del patrimonio inmobiliario de la compañía, que incluye la venta de un edificio en San Sebastián, de la oficina de atención del público de Bilbao y de la compra en la capital vizcaína de un histórico edificio que acogerá la sede de la compañía.