El Consejo de Administración de la Mutua Madrileña ha rechazado por unanimidad la reclamación hecha por el ex presidente de la compañía José María Ramírez Pomatta para que le sean abonados 19,5 millones de euros de su plan de pensiones, informa hoy la aseguradora en un comunicado. En su reunión de ayer, el Consejo de la Mutua consideró "injustificada y desproporcionada" la exigencia de Pomatta, puesto que todos los miembros de este órgano -menos el ex presidente- renunciaron el pasado diciembre a sus planes de pensiones "como gesto de coherencia con los mutualistas ante la previsible ralentización económica".