Moody's Investors Service redujo la calificación crediticia de Wells Fargo & Co. y Bank of America Corp., que incluyen situar a sus acciones preferentes dentro de la categoría de "chatarra", al afirmar que la relación de capital de los bancos podría ser puesta a presión a corto plazo. Las rebajas incluyen la recomendación de la acción preferente de Wells Fargo a "B", o cinco peldaños dentro del terrotorio de "chatarra", y la Bank of America en ocho peldaños a "B3".