La agencia de calificación ha recortado la nota a diez comunidades autónomas, dos provincias vascas, a los grandes bancos nacionales (Santander, BBVA, La Caixa, Caixabank y CECA) y a tres empresas públicas. La peor parte se la ha llevado Castilla-La Mancha, que ha visto cómo la entidad desplomaba su ráting cinco escalones hasta dejarlo al nivel de 'bono basura', lo que implica que se duda de la devolución de la deuda.

La agencia ha rebajado la calificación de la deuda de algunas de los principales entidades financieras españolas, entre ellas Santander y BBVA, en un movimiento que vincula directamente con la revisión del 'rating' de la deuda soberana de España, que en la noche del martes pasó de Aa2 a A1.

En concreto, las entidades afectadas por esta nuevo zarpazo son Santander, BBVA, La Caixa, su filial bancaria CaixaBank y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA). En todos los casos los baja un escalón y los sitúa con perspectiva negativa.

Moody's ya sometió a revisión para una rebaja el pasado 29 de julio las calificaciones de la deuda y los depósitos de Banco Santander, BBVA, CaixaBank (los tres anteriormente con nota 'Aa2/P-1/B-'), así como de La Caixa (que tenía 'rating' emisor 'A1') y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) (en su última previsión con 'A1/P-1/C').