Moody's Investors Service dijo que su perspectiva fundamental de crédito para el sistema bancario británico sigue siendo negativa por la debilidad de la economía y su probable efecto sobre la evolución financiera de los bancos. La perspectiva representa la opinión de la agencia de calificación para los próximos 12 a 18 meses, no si las calificaciones se incrementarán o rebajarán. De hecho, Moody's dijo que no espera un gran número de rebajas de calificaciones en los próximos 12 a 18 meses. Un motivo de la estabilidad de las calificaciones en el sector ha sido el apoyo del gobierno, que ha realizado grandes inyecciones, ha dado garantías a los créditos y apoyo a los depositarios, indicó la analista Elisabeth Rudman.