Moody's avisó que el Reino Unido podría perder su calificación Aaa si el crecimiento económico sigue siendo débil
y el gobierno no puede aplicar plenamente las medidas propuestas de reducción del déficit.

"Aunque las perspectivas de crecimiento económico para  2011 y 2012 son más débiles, no directamente ponen en duda la calificación soberana del Reino Unido.

Un crecimiento más lento en combinación con unos esfuerzos de consolidación fiscal más débiles de lo esperado podrían hacer los indicadores de la deuda de Reino Unido se deteriorasen hasta un punto que sería incompatible con una calificación de Aaa ", dijo Sara Carlson en una entrevista.

Carlson también dijo que hay "riesgo de ejecución ", debido al tamaño de las medidas de austeridad previstas en el Reino Unido.