La papelera catalana Miquel y Costas prevé mantener el ritmo inversor de los últimos ejercicios pese al contexto de crisis y contempla destinar entre 40 y 50 millones de euros a inversiones en los próximos tres años, según anunció hoy el presidente de la compañía, Jordi Mercader, en rueda de prensa previa a la junta de accionistas. Mercader recordó que los resultados de 2008 y lo que llevamos de 2009, con crecimientos "significativos", permiten disponer de 'cash' para invertir en las fábricas del grupo, ampliando producción o en nuevos productos, mientras "no descarta" en paralelo hacer alguna operación de compra si surge una oportunidad, sea en España o en el extranjero. Para ello, Miquel y Costas estaría en disposición de abordar una operación que supusiera un desembolso de hasta 40 millones.