Los ministros de Economía de la Unión Europea rechazaron hoy fijar ahora una fecha para retiran los planes de ayuda a los bancos diseñados hace un año para hacer frente a la crisis por considerar que, pese a las mejoras, la situación del sector financiero sigue siendo frágil. Los Veintisiete no apoyaron la propuesta de la Comisión, que pedía empezar a suprimir los avales para la deuda en junio de 2010 aumentando su precio o restringiendo el acceso.