Mercedes-Benz Cars, la división del consorcio Daimler que incluye las marcas Mercedes-Benz, Smart, Maybach y AMG, alcanzó un volumen mundial de ventas de 93.900 unidades durante el pasado mes de julio, lo que supone un descenso del 10,7% en comparación con las cifras del mismo mes de 2008, informó hoy la compañía en un comunicado. Durante los siete primeros meses del presente ejercicio, la corporación alemana comercializó 638.100 vehículos en todo el mundo, lo que se traduce en una reducción del 17,5% en comparación con las cifras del mismo periodo del año anterior.