Mercedes-Benz Cars, división del grupo Daimler que engloba las marcas Mercedes-Benz, Smart, Maybach y AMG, registró unas ventas mundiales de 97.700 unidades durante el mes pasado, lo que supone un incremento del 4,1% si se compara con las cifras de octubre del año anterior, informó hoy la compañía. La firma alemana explicó que este aumento de sus matriculaciones durante el mes pasado fue consecuencia, entre otros motivos, de la buena acogida comercial que han tenido sus modelos Clase S y Clase E, así como del buen momento de entregas experimentado en regiones como Norteamérica y Asia-Pacífico. Entre enero y septiembre, la compañía automovilística comercializó 923.300 unidades en todo el mundo, lo que se traduce en un retroceso del 14% en comparación con las cifras del mismo periodo del ejercicio precedente.