Mercadona registró un beneficio neto de 270 millones de euros en 2009, lo que supone un descenso del 16% respecto al ejercicio precedente, anunció hoy el presidente de la compañía, Juan Roig, quien justificó este descenso en la política de reducción de precios aplicada por la empresa de distribución, que ha permitido que el importe del 'carro-menú' haya bajado un 10%. Roig, que ofreció hoy una rueda de prensa para hacer balance de los resultados de 2009, señaló que uno de sus "mayores orgullos" es el haber reducido los precios, algo que, según dijo, se debe en un 70% u 80% a eliminar costes que anteriormente "se tiraban por la alcantarilla".