La confianza de los consumidores mejoró en marzo respecto a febrero debido a la mejora de las perspectivas de los consumidores sobre la economía del país y el mercado laboral. Así lo refleja el Indicador del Confianza del Consumidor (ICC-ICO) que elabora el ICO y que tras subir 5,1 puntos en marzo respecto al mes anterior se sitúa en su nivel más alto (73,1 puntos) desde mayo pasado. La estabilización del ICC-ICO desde agosto de 2008 y el aumento este mes del indicador parcial de expectativas, parecen apuntar, según el ICO, que la acusada caída de la demanda interna y del consumo privado se podría moderar a partir del segundo semestre de este año.