El presidente de Rusia, Dimitri Medvédev, ha asegurado hoy que "nadie ha cerrado la puerta" a las negociaciones entre la petrolera rusa Lukoil y la hispano-argentina Repsol YPF, si bien ha matizado que los acuerdos los deben alcanzar las propias compañías. Durante una rueda de prensa con motivo de su visita a España, Medvédev ha insistido en que Rusia "siempre" ha favorecido la colaboración entre las empresas y que el intercambio de activos es el mejor método de fortalecer la seguridad energética de Europa.
Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha subrayado que durante la visita del presidente ruso en ningún momento se ha hablado de una eventual entrada de Lukoil en Repsol YPF, operación que si seguirá o no, dependerá de las empresas.

La semana pasada, el presidente de la petrolera hispano-argentina, Antonio Brufau, consideró que la intención de Lukoil por tomar una posición significativa en Repsol YPF "ya es historia" y mostró sus dudas de que en la actual crisis alguna multinacional esté en condiciones de adquirir una parte significativa de la petrolera.

Al margen de esta operación, Zapatero ha reconocido que el marco de colaboración firmado hoy entre España y Rusia en materia energética favorece los acuerdos entre compañías de ambos países, aunque su firma dependerá de las propias empresas.

Los dos dirigentes han señalado que "una buena colaboración energética" debe incluir el intercambio de activos, aunque existen otras fórmulas como la cooperación conjunta en terceros países.

En opinión de Zapatero, cualquier método escogido dependerá de las propias empresas, mientras que el papel de los estados se limitará a crear el marco que propicie esas relaciones.