Los indicadores estadounidenses parece que hoy tendrán que luchar contra los fantasmas de ayer, es decir, contra las caídas de las materias primas. A éstos se les une la subida del paro semanal, lo que tiñe de rojo los futuros del Dow Jones, Nasdaq y S&P 500 cotizan en negativo. Mientras, el euro cotiza en los 1,41 dólares.


Petróleo, oro y plata ceden posiciones precipitando consigo a los indicadores americanos. Además, a esto hay que añadirle el jarro de agua fría que arrojan los datos de paro semanal, los cuales, han salido peor de lo esperado. En la semana pasada 434.000 estadounidenses pidieron el subsidio por desempleo, por encima de las 430.000 esperados.

A esto hay que unirle el encarecimiento de la producción mayorista, cuyos precios aumentaron un 0,8% debido a los costes de la energía.

La nota positiva la ponen las ventas minoristas, que reflejan una mejora del consumo. Durante el mes pasado los estadounidenses consumieron un 0,5% más, hasta los 389.400 millones de dólares.

Destacan las caídas superiores al 3% en Cisco. La compañía es castigada por los resultados presentados al cierre de ayer (ganó un 18% menos en el primer trimestre) y su anuncio de reducción de plantilla.

Habrá que estar atentos a lo que hacen Kohl's y Nordstrom, que presentan resultados este jueves.