Martinsa-Fadesa se desplomaba un 25,17% a media sesión de la jornada de bolsa de hoy tras informar al mercado de que aún no ha cumplido una de las condiciones impuestas en el contrato de refinanciación de deuda suscrito el pasado mes de mayo. La inmobiliaria que controla y preside Fernando Martín ha solicitado demorar hasta el próximo 7 de agosto el plazo para poder lograr un préstamo de 150 millones de euros al que le obliga el contrato de refinanciación de 4.000 millones de euros de deuda del total de 5.100 millones que soporta la empresa.