En un momento de desaceleración de las ventas en el negocio residencial, Martinsa Fadesa podría dar un mayor peso a la actividad de vivienda protegida, cuya salida está garantizada y ofrece mayores incentivos al comprador. El presidente y principal accionista de la inmobiliaria, Fernando Martín, dijo el martes que, bajo el amparo de las nuevas políticas de vivienda estatales, podría transformar hasta un 90 por ciento de los 28,5 millones de metros cuadrados de suelo libre que posee en España en suelo para construir vivienda protegida. Añadió que dispone de 30.000 viviendas libres que podría transformar en protegidas. Diversos promotores, que durante los años del "boom" inmobiliario criticaron el escaso margen que dejaban las viviendas promocionadas por las Comunidades Autónomas, miran ahora con interés al mercado de protección oficial.