La cadena de 'cash&carry' Makro tendrá que abonar 195.000 euros en concepto de indemnización a un grupo de trabajadores al impedirles el disfrute efectivo del descanso semanal, informó hoy la Unión General de Trabajadores (UGT). Según el sindicato, con esta sentencia dictada por el juzgado de los Social número nueve de Madrid, aunque no es firme, se garantiza el descanso semanal efectivo de día y medio para los empleados de Makro, y obliga a la cadena a indemnizar a los trabajadores, que recibirán una compensación media de 2.800 euros.