El euríbor, que ayer cerró el mes de marzo en su tasa más baja de todos los tiempos (1,215%), permitirá a las familias de Madrid y Melilla que revisen en abril sus hipotecas para la compra de vivienda ahorrarse más de 600 euros al año. El descuento contrasta con los apenas 350 euros que se ahorrarán en Murcia o Canarias, y está muy lejos de los cerca de 4.000 euros que descontaron las familias hipotecadas que revisaron sus préstamos en los meses de verano de 2009. Esta distancia obedece al hecho de que diferencial entre el euríbor de marzo de 2009 (1,909%) y el de marzo de 2010 (1,215%) es de apenas siete décimas, mientras que durante el verano pasado llegó a rozar los cuatro puntos porcentuales.