El primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, afirma que si el G20 elabora una lista de paraísos fiscales, en ella deben figurar los territorios dependientes de la corona británica, pero también el estado de Delaware, en Estados Unidos. "Ninguna plaza financiera debe tener como ambición vivir a costa de sus vecinos europeos", señala Juncker al ser preguntado en una entrevista que publica hoy el diario francés Libération sobre el hecho de que las islas británicas de Jersey, Guernesey o la de Man no estén siendo presionadas como Luxemburgo, Suiza o Liechtenstein por su comportamiento como paraísos fiscales. El ministro luxemburgués se queja de la "amalgama" que se había hecho entre países como el suyo, o como Austria y Bélgica que "respetan el derecho comunitario" pese a tener secreto bancario y otras "jurisdicciones no cooperativas" en la lucha contra el fraude fiscal.